viernes, 4 de enero de 2008

Mariano Gistaín escribe sobre Amarillo


"Tres amigos desde la infancia. De Zaragoza. Viven en Barcelona, año 92. Uno de ellos, escritor y crítico literario, se suicida arrojándose por la ventana. Se llama Chusé Izuel y tiene 24 años, aunque en la lápida no le respetan ese nombre que él había elegido. Le pusieron el original, y así sigue. Los otros dos amigos han vivido con esa muerte desde entonces. Uno es Bizén y otro Félix. Bizén estaba durmiendo cuando Chusé saltó. Le despertaron los bomberos. Antes de saltar, Chusé le había mandado a su exnovia unos cuentos. Ella le había dejado. Félix publicó los cuentos en el 94: "Todo sigue tranquilo".

Félix es Félix Romeo, que ha cargado durante estos años con una bolsa llena de notas de Chusé Izuel, grabaciones de entrevistas, cuadernos, cartas- Ahora Félix Romeo ha encarado esa bolsa y ha escrito esta historia, que le estaba desgarrando por dentro. La acaba de publicar Jonás Trueba en Plot Ediciones, el libro se titula Amarillo y es una bomba.

Chusé Izuel colaboró en El Día de Aragón, en EL PERIÓDICO DE ARAGÓN y en El Periódico de Catalunya. Félix Romeo hace una indagación hacia dentro, hacia la amistad de tres niños que se hacen mayores; escucha las cintas de las entrevistas que Chusé hizo a escritores consagrados, recoge fragmentos de sus críticas de libros, cartas, cuentos, momentos- Con todo eso y una sinceridad quirúrgica desmonta un puzzle imposible, tal como explica en el texto de contraportada. Es un libro estremecedor. Queda claro que suicidarse causa un daño eterno a los seres queridos. Es una especie de atentado indefinido."

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=376075